Manfred Max-Neef: La economía desenmascarada. Del poder y la codicia a la compasión y el bien común

By | January 10, 2015

 

Gracias a FUHEM  “Educación+Ecosocial”  nos llega este video en el que Manfred Max Neef, miembro del comité internacional de asesores del proyecto sobre Economía Social y Solidaria en Eduación Superior, pone de manifiesto la importancia de la institución educativa con estas palabras y siguiente video: http://youtu.be/WI9UVPBfxfM .

“No podemos esperar ni pretender un cambio si no cambia la Universidad….A mi juicio, en estas circunstancias, la institución de mayor responsabilidad del mundo en este momento es la Universidad; y en la medida en que la Universidad no sea capaz de cambiar y reestructurar la enseñanza de la Economía, no hay esperanza”.Manfred Max-Neef, 2014

Para comprobar cómo las universidades están tomando en serio esta tarea, puede considerar participar en la conferencia que York St. John organiza, del 1 al 3 de septiembre, 2015; en York, Reino Unido 

2 thoughts on “Manfred Max-Neef: La economía desenmascarada. Del poder y la codicia a la compasión y el bien común

  1. Claudia Alvarez

    Gracias al profesor Manfred Max-Neef por las interesantes reflexiones y preocupaciones que nos permiten seguir aprendiendo, también me ha traído algunas ideas sobre algunos cognitivistas como Jerome Bruner que planteaba que la escuela o la universidad deberían ser espacios donde pensar distinto no sería un problema, abrir hipótesis de otros mundos posibles, con otras reglas y otras lógicas, promover el respeto por la diversidad en lugar de imponer, donde exista la enseñanza de conceptos e ideas pero también la enseñanza en conceptos y en valores, sin embargo los espacios educativos imponen criterios de éxito y fracaso escolar que imposibilitan la construcción de autonomía.
    Necesitamos una revolución cognitiva desde las Universidades, pero no únicamente, ya que no sólo es mental y psicológica sino que es una construcción sociocultural, en este sentido el conocimiento que las personas construyen, entre ellos el económico lleva implícito aprendizajes aprendidos culturalmente y compartidos culturalmente, en muchos casos para dar sentido a actividades culturalmente organizadas. En este sentido es que la Universidad, la escuela, los espacios educativos estaría en condiciones de impulsar una revolución cognitiva si en lugar de enseñar a describir el mundo se dedicara a comprender el mundo, es decir porqué ocurre lo que ocurre en lugar de pintar lo que está ocurriendo y replicarlo en un examen; para ello los espacios de discusión el debate, enmarcados en teorías que intenten explicar la realidad, en nuestro caso la realidad socioeconómica.
    Como educadores, como docentes sería importante también ir avanzando desde algunas preguntas que interpelen nuestras prácticas de enseñanza por ejemplo ¡para qué enseño lo que enseño? para priorizar el sentido de la práctica del aula por sobre el cumplimiento del programa y reflexionar sobre los actos cotidianos de las prácticas, qué enseño y para qué, abandonando la moralidad habitual que nos permite actuar con seguridad y sobre todo convivir con otros que la comparten, debemos justificar los motivos de nuestras acciones. Allí es donde necesitamos respondernos de manera lógica, coherente y honesta nuestros actos. Según Dewey “la moral no es un listado de prescripciones, sino una forma de inteligencia social fuertemente ligada a nuestra competencia intelectual, a nuestra sensibilidad y a nuestra capacidad de respuesta emocional,…”

    Reply
  2. Marcela galvis

    La economía solidaria es una búsqueda teórica y practica de formas alternativas de hacer economía basada en la solidaridad y en el trabajo donde el principio fundamental de este tipo de economía es la introducción de niveles crecientes y equitativamente superiores de solidaridad en las actividades, organizaciones e instituciones económicas, y el principio fundamental de la economía solidaria es una respuesta real y actual a los problemas sociales más graves de la época, ya se a demostrado que la anomia solidaria se puede realizar compartiendo los frutos del propio trabajo con los mas desprotegidos y así promover una cultura que valla orientada a un mundo mejor y más unido, la economía solidaria ha sido capaz en muchos casos de ser alternativa para conducir organizadamente a los trabajadores informales a que operen con mayor eficiencia, permitiendo así la reinserción social y el progreso de muchos sectores que se despliegan de forma individual con iniciativas que generan buenos ingresos e elevan si deficiente precario nivel y calidad de vida.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *